Música inclusiva

Música inclusiva: niños de Frutillar aprenden a comunicarse

a través de la creación musical

Proyecto ejecutado por la Corporación Cultural Semanas Musicales de Frutillar benefició a dos escuelas de la comuna lacustre, cuyos estudiantes son alumnos con necesidades educativas diferentes.

Durante esta semana se realizó en Frutillar el cierre de un interesante e innovador proyecto ejecutado por la Corporación Cultural Semanas Musicales de Frutillar, cuyo objetivo consiste en ser un aporte, a través de la aproximación musical, a mejorar las estrategias y herramientas comunicativas de niños con necesidades educativas diferentes.

La intervención se hizo en dos escuelas de la comuna de Frutillar, realizándose una actividad de cierre durante la jornada del día miércoles 27 de noviembre en la escuela rural Carlos Springer del sector Quilanto y el viernes 29 se realizó la misma actividad, esta vez en la escuela especial San Agustín.

En ambos casos se efectuó una serie de presentaciones musicales en vivo, de las que participaron los propios niños, quienes mostraron sus habilidades musicales a través de una exposición en las que, además, participaron los propios tutores del proyecto, apoderados y docentes. La cantidad de beneficiarios asciende a una veintena estudiantes.

Harriet Eeles, presidenta de la Corporación Cultural Semanas Musicales de Frutillar, agradeció a ambos establecimientos la confianza por haber permitido al equipo de Semanas Musicales poder trabajar con sus niños y destacó esta iniciativa como “una puerta de entrada para los niños y jóvenes al mundo de la música como una experiencia significativa e integradora, tanto dentro como fuera del aula. Estamos muy contentos con el resultado final, ya que pudimos ver cómo es que esta experiencia les permite comunicarse y relacionarse de una mejor manera con el entorno que los rodea”.

Manuel Páez, músico percusionista y encargado de la coordinación del proyecto, explicó que ciertamente “hemos tomado este desafío de trabajar la música inclusiva, pero también de rescatar la música de ellos, rescatar sus expresiones: el rock, el funk, el jazz, etcétera, y todo lo que conlleva la creación musical”. Tras el cierre del proyecto Páez indicó que “la conclusión principal es lo que un colegio puede transmitir cuando se les da la posibilidad a los alumnos de poder expresar, y esa expresión va más allá de afinado o desafinado, bien o mal. Es la posibilidad de conectarse con ellos y tomamos esas herramientas y nos unimos a su lucha emocional”.

Leticia Peña Lobos, directora de la escuela Carlos Springer, aseguró que en esta intervención “hubo un trabajo en función de la importancia del silencio dentro de la música. Trabajar ese concepto fue tremendamente importante para que los niños aprendieran a comunicarse entre sí, a escucharse unos a otros. Eso es sumamente importante que ocurriera ya que es una problemática social muy fuerte que tenemos hoy en día. Ese aporte fue tremendo”. La docente destacó el hecho de que se lograra también, a través de las propias habilidades de los niños, “formar parte de un trabajo integrado, en conjunto, en donde cada uno cumple dentro de la producción musical una función”.

Soledad Puga Urzúa es la directora de la escuela especial San Agustín. La docente aseguró que en la escuela cuentan con batucadas y una orquesta, buscando así un sello dentro de su ámbito educativo para ligarlo con el arte. En ese sentido, “este proyecto como que viene a complementar con otra mirada”, asegura. Puga precisó que uno de los logros en el marco de esta intervención, fue “desarrollar capacidades de armonía y rítmicas, y conectarse a través de la música, tener una mayor conexión con el entorno, con el mundo, y explorar áreas de nuestros estudiantes”.

Este proyecto se enmarca en el Plan de Gestión de la Corporación Cultural Semanas Musicales de Frutillar del Programa Otras Instituciones Colaboradores, modalidad Permanencia, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, y se ejecutó entre marzo y noviembre del presente año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *