Cómo contribuir a nuestro bienestar en tiempos de crisis

Cómo contribuir a nuestro bienestar en tiempos de crisis

Desde el inicio de la pandemia y la declaración del confinamiento obligatorio en varias ciudades del país,
estamos viviendo un tiempo cambiante y excepcional en el hogar, el trabajo y la vida social como la
conocíamos. No obstante el aislamiento, el mantenerse activo en tiempos de pandemia será crucial para
nuestra salud física y mental.

“Es importante que todos tomemos acciones para vivir en tiempos de crisis como éste. Las medidas de
confinamiento traen efectos colaterales en nuestra salud y cambian nuestro estilo de vida; no obstante, es crucial mantenernos activos y continuar con ciertas rutinas fundamentales para nuestro bienestar, sobre todo en pacientes con enfermedades crónicas como la hipertensión o diabetes”, señala Paula Molina, químico farmacéutico de Farmacias Ahumada.

Por ejemplo, y como lo señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), la actividad física regular permitiría no sólo contrarrestar efectos negativos en enfermedades crónicas, sino que también ayudarían a disminuir el impacto psicológico de la cuarentena, previniendo episodios de angustia, confusión o ira. “La actividad física provoca que nuestro organismo genere más endorfinas, neurotransmisores del cerebro que nos dan una sensación de bienestar, siendo mejor hacer algo de ejercicio en casa que no hacer nada”, indica la facultativa.

De acuerdo al Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM, por sus siglas en inglés), poner música y bailar unos 20 minutos en el living, subir y bajar las escaleras por 15 a 20 minutos dos veces al día o caminar rápidamente recorriendo la casa pueden contribuir a este objetivo. Asimismo, si se quisiera ejercitar de manera más profesional, hoy muchos gimnasios y profesores de educación física trasmiten rutinas de ejercicios por redes sociales.

Sin embargo, las guías de actividad física para la salud recomiendan intensidades moderadas. Molina comenta que “hay evidencia médica que indica que el ejercicio a intensidad moderada favorecerá la función del sistema inmunológico, mientras que aquellos muy intensos podrían bajar nuestras defensas. Por lo que la recomendación, sobre todo a aquellos que comienzan, es realizarlo de forma paulatina”.

La OMS también ha entregado lineamientos para poder llevar de mejor manera las cuarentenas, con el fin de mantener nuestro bienestar mental y psicológico; una de ellas es conservar rutinas durante el confinamiento. Respetar horarios de comidas y descanso, además de continuar con los tratamientos farmacológicos y alimenticios de personas con patologías crónicas son algunas de ellas.

“En este último caso, es fundamental que los pacientes mantengan controladas sus enfermedades de base, evitando las descompensaciones que pueden terminar requiriendo atenciones de urgencia o debilitando aún más el sistema inmune, lo que facilitaría la propensión del contagio con el coronavirus u otros agentes patógenos”, recalca la farmacéutica.

La misma subraya en la importancia de acciones como levantarse a diario, vestirse o preocuparse por la apariencia. “Aunque parezca superficial, no podemos pensar que por estar en nuestros hogares, vamos a olvidar el cuidar nuestra piel, nuestro pelo o los hábitos de higiene bucal. Es importante recordar que nuestro bienestar también pasa por vernos bien. Psicológicamente, es una inyección de ánimo para enfrentar momentos complejos”, indica.

Asimismo, especialistas han llamado a evitar la automedicación, sobre todo, durante este periodo. Según el Centro de Información Toxicológica de la Universidad Católica, esta práctica es una de las primeras causas de intoxicaciones en el país. Molina enfatiza que “además existen fármacos que pueden esconder sintomatología propia del desarrollo de alguna otra enfermedad, pudiendo agravar el cuadro clínico inicial.

Pacientes crónicos y adultos mayores serían los más afectados en estos casos, debido a la polifarmacia o la toma de varios medicamentos a la vez”.

Finalmente, es importante darnos un tiempo para descansar. Dormir lo suficiente, desconectarnos de las
noticias o redes sociales relacionadas a la pandemia y realizar actividades que te relajen deben ser acciones incluidas en el día a día.

El confinamiento que vivimos debe ser sólo físico. Hablar y ver a tu familia o amigos a través de llamadas o videoconferencias es clave en estos tiempos; hablar de tus emociones y demostrar preocupación y cariño ayudarán a sentirte que no estás solo en esto. Lo importante, al final del día, es saber que esto –tarde o temprano- va a pasar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *